UN BÁSICO Y SU HISTORIA














Hola Chic@s!


 





























Un día en el que no tienes tiempo para pensar en un look , te levantas corriendo y piensas que no vas a llegar a coger el ave, te espera un viaje y mil cosas que hacer, lo único que es seguro es “en Madrid hace un frío que te congelas”. La mejor opción : Pillar el maxi chaquetón que tengas en tu armario, que a parte de ir calentita aporta elegancia y también hay que ver la función de “tapar”  jeje. Es una tendencia total el ir con pieles y no importa lo abultada que quede la silueta, no hay que preocuparse por ello , se da por entendido que es el chaquetón . En el interior una combinación infalible, camisa blanca y pantalón negro de rayas diplmáticas. La camisa, tal y como la conocemos en la actualidad, data de principios del siglo XX en nuestro país, aunque a finales del XIX, ya se registró en Inglaterra la primera camisa abotonada (es decir, con una fila de botones de arriba abajo).

Las primeras camisas se ponían pasándolas por la cabeza (al igual que una camiseta), ya que al principio la camisa fue considerada una prenda de ropa interior, y siempre se ponía debajo de otras prendas de vestir; solamente se lucía o veía el cuello de la misma.

Precisamente, de ahí viene la costumbre que indica el Protocolo, que una caballero nunca debe quedarse en mangas de camisa, al menos en presencia de las señoras, por considerarse que era como quedarse desnudo en ropa interior. Por eso lo caballeros nunca deberían quitarse la chaqueta en los banquetes y otros actos.

Dadas las condiciones de vida de aquellos años, finales del siglo XIX, la camisa blanca o de tonos claros, era signo de distinción. ¿Por qué? Solo los aristócratas y gente de buena posición podían lavarla a menudo y tenerla siempre limpia.

Eran bastante utilizados los cuellos postizos, pues como indicamos anteriormente, era la única parte que se lucía, en un principio; así se podía cambiar el mismo, sin tener que lavar el resto de la prenda que no se veía. En estos momentos vemos como se están utilizando muchísimos los cuellos baberos de quita y pon,se adornan de purpurinas, tachuelas, pailletttes, etc. como dicen , todo vuelve .

Cuando aparecen las primeras camisas de colores más oscuros, rayas y estampados, las clases sociales más altas optan por mantener el blanco en los cuellos y puños de las camisas, como signo de distinción, para tratar de mantener las diferencias. Esta tendencia también la observamos continuamente y a mi me apasionan estos contrastes.

Las buenas camisas son caras debido a que en su confección se emplean materiales de buena calidad y emplean una mayor cantidad de tela, además suelen estar hechas a medida. También son más caras pues se cuidan los detalles como los cuellos, mangas, puños y hombros.

Una buena camisa también se reconoce por el tipo de costura que lleva, que debe ser de puntada recta y con un mínimo de 7 u 8 puntadas por centímetro. Además, los ojales y los botones son siempre cosidos a mano. Aunque las camisas de vestir pueden ser también hechas en serie de fábrica, éstas tienen mejor precio pero no suelen contar con los detalles de las camisas hechas a medida y a mano. Como es obvio normalmente la compramos en la tienda ya hecha pero lo explico por si os interesa.

La camisa, al igual que el resto de prendas masculinas ha evolucionado poco, y sigue siendo una prenda clásica, que solamente suele variar en el tamaño de los cuellos, que cambian en función de las modas que imponen las casas comerciales y los diseñadores de moda.

Para elegir una camisa, hay que saber si se usará con corbata o no, y hacer la prueba cerrando el último botón del cuello. Recuerde que una camisa mal ajustada se convierte en un instrumento de tortura, y además dará una mala impresión.No sólo llevan corbatas los hombres en mi caso me fascinan y en los últimos años esta teniendo mucho éxito en las mujeres al igual que las pajaritas. Particularmente me encantan las camisas blancas, en este caso es bastante original, cuello a la caja y mangas abullonadas. Una prenda que suelo utilizar con la camisa blanca es el chalequillo ya sea en negro o de diferentes colores. Pienso que otorga un toque sofisticado y muy chic.


Abrigo: El Corte Inglés
Camisa: Zara Woman
Pantalón: Denny Rose
Chalequillo: Denny Rose
Bolso: Chanel
Zapatos:Top Shop
Gafas: Dior
Anillo: Aristocrazy


¿Os gustan los maxi abrigos?¿Y las camisas blancas? Espero que os haya gustado ….

Gracias a todos por vuestros comentarios, no dejéis de darme vuestra opinión para mi es muy importante.

MUAK, MUAK

30 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *